NOTICIAS

-
-
-
-
-
-

 

 

___________________________________

 

 

 

____________________________

 

CYRANO DE BERGERAC

Viernes, 17 Noviembre, 2017 - 20:30
 
A 15 € - B 12 € - C 10 € - D 8 €
 
Duración 1 hora 25 minutos.
 
Podría decir que Cyrano ha estado en mi cabeza siempre, al menos desde que empecé
a dar mis primeros pasos como actor cuando era un niño de 12 años que interpretaba
pequeños papeles en TV y teatro y renunciaba a horas de juego con los amigos para
estudiar Arte Dramático. Recuerdo bien cómo nos montaron algunas escenas de Cyrano
de Bergerac como ejercicio y de cómo descubrí un personaje con un mundo interior tan
lleno de ternura, valentía, frustración y melancolía -es decir, de vida- que me imaginaba
dentro de su vestimenta dispuesto a vivir la aventura de su sufrimiento y la felicidad
prestada que le proporcionaba vivir su amor a través de otro personaje.
Años después, tras haber representado en público, a pesar de mi juventud, clásicos como
Segismundo, Romeo, Crispín, Hamlet y unos cuantos más, y a poetas importantes,
(recuerdo que me sabía el romancero gitano de García Lorca entero) me di cuenta de que
Cyrano sería mi personaje preferido toda la vida y cuando vi en TV la versión de Julio
Núñez fue uno de los momentos más emocionantes que recuerdo. Después
llego la de José Ferrer en cine y posteriormente alguna más, como la de
Gerard Depardieu. En teatro, también he tenido ocasión de ver algunas
versiones, ya respirando el aroma de un patio de butacas y con el
cosquilleo de disfrutar de una obra maestra que consiguió cautivarme,
o debería decir “enamorarme”, tanto tiempo atrás. Eso no hacía
abrigar en mi ninguna esperanza de interpretarlo algún día. No Jamás. 
Reconozco una gran parte de Cyrano en mí, la siento, la he vivido
en mi tiempo y en mis frustraciones. Afortunadamente nos hemos
encontrado las personas adecuadas para hacerlo realidad,
conscientes de que es un magnífico momento para compartirlo
con todos los que aman el teatro de verdad. Decir como imagino
yo a Cyrano es sencillo, lo siento en cada verso, en cada
situación, me recorre cuerpo y mente. Este montaje esta lleno
de ilusión, de amor y admiración a un texto y a una historia.
De amor, respeto y confianza desde el primer minuto de
trabajo por parte de todos y cada uno de los que formamos
el equipo.
Señoras y señores, este Cyrano de Bergerac comporta dos
grandes compromisos:¡Nos lo debemos! y ¡Se lo debemos
a ustedes! ¡Disfrutes con y como nosotros!
 
José Luis Gil