NOTICIAS

-
-
-
-
-
-

 

 

 

__________________________

 

 

 

 

 

 

 

 

ZAMORA cercada a vista de gigantes, Títeres y Cabezudos

Miércoles, 14 Marzo, 2018 - 20:30
 
5 €
 
El Cerco de Zamora, entre la historia y la leyenda, constituye un monumento literario en el que la participación popular y la erudita se mezcla en los versos que cuentan esa epopeya. Si en un principio fue cantado por trovadores, con el transcurrir de los siglos ha sido contado en distintas formas literarias, que intentaron acercar a los espectadores una historia única en la que se mezcla intriga, ambición, guerra, odios y amores que no solamente describen el tiempo en el que sucedieron los hechos que se narran, sino que su fuerza dramática se ha extendido hasta nuestros días por ser asuntos que siguen afectando a comportamientos esenciales del ser humano.
 
Hoy queremos proponer una representación, quizá nunca montada, (nunca lo sabremos con seguridad) en la que gigantes, títeres y cabezudos vuelven a recrear el Romancero Zamorano.
 
Los gigantes y cabezudos poseen una larga tradición en la cultura zamorana y mantienen un acercamiento natural con nosotros debido a que han formado y forman parte de los grandes rituales religiosos y civiles que en ciclo anual se celebran en la capital y la provincia. Los títeres por su parte, tan queridos por los niños también han tenido su sitio, ya que la tradición titiritera ambulante siempre ha concitado la atención del público reunido alrededor del tingladillo de la pequeña farsa. Ellos permiten un lenguaje más abierto, se les acepta un mayor desparpajo al hablar de temas importantes y son capaces de manera sencilla de hacer reír con cosas que harían llorar.
 
Todo lo anteriormente expuesto se ha mezclado y armonizado para obtener una nueva visión de El Cerco. Sin apartarse de la verdadera historia, la misma constitución física de los “actores” y sus diferentes técnicas de manipulación constituyen un espectáculo singular para que todos los públicos puedan disfrutar de un legado querido que en esta ocasión adopta formas diferentes para nuevos y antiguos públicos.