NOTICIAS

-
-
-
-
-
-

 

 

 

__________________________

 

 

 

 

 

 

 

 

PABLO GUERRERO ' MUNDOS DE ANDAR POR CASA'

Miércoles, 5 Diciembre, 2018 - 20:30
 
 
Nacido en Esparragosa de Lares (Badajoz), Pablo Guerrero se ha dedicado a la pequeña artesanía de hacer canciones, a cuidar las palabras, a grabar discos como un alquimista musical. Alejado de todos, Pablo Guerrero ha ido desgranando una obra trabajada minuciosamente, esa personal música poética que ha publicado tranquilamente, con parsimonia, alternándola con las ediciones de sus libros de poemas durante una de las carreras más largas y profundas de la música española.
Fue en 1969 cuando Pablo Guerrero publicó su primera canción, “Amapolas y espigas”, comenzando una renovación de la música popular que ha marcado su obra a lo largo de los años. En 1972 la publicación de A cántaros, su primer álbum, convirtió esta canción en un himno de los perseguidores de utopías en tiempos difíciles: “Tú y yo muchacha estamos hechos de nubes, pero ¿quién nos ata?”.
En 1975 llegó el álbum más vendido de su carrera, Pablo Guerrero en el Olympia, grabado en directo en el Olympia de París y después maravillas como Porque amamos el fuego (1976) y A tapar la calle (1978), un disco innovador por su inmersión pionera en las sonoridades flamencas. Artista inquieto y eterno navegante a contracorriente, comenzó con Suso Sáiz una etapa innovadora y radical con el álbum El hombre que vendió el desierto (1988). Después publicó Toda la vida es ahora (1992), Alas, alas (1995), Sueños sencillos (2000), Plata (2005), Hechos de nubes (2007), Luz de tierra (2009), Lobos sin dueño (2013), Catorce ríos pequeños (2014), y su último álbum es Mundos de andar por casa (2017).
En 2007 se publicó Hechos de nubes, un álbum producido e impulsado por Ismael Serrano en el que artistas como Javier Ruibal, Pedro Guerra, Luis Eduardo Aute, Javier Bergia, Joan Manuel Serrat, Javier Álvarez, Luz Casal, José Antonio Labordeta, Acetre, La Cabra Mecánica, Quique González, Ismael Serrano, Víctor Manuel, Suburbano y Luis Pastor interpretan canciones de Pablo Guerrero.
La Academia de la Música decidió por unanimidad conceder a Pablo Guerrero el Premio a Toda Una Vida en la XIII edición de los Premios de la Música, que se entregaron en Badajoz en marzo de 2009.
Paralelamente a la música, Pablo Guerrero ha ido publicando una obra escrita de elevado calado poético, con libros como Los dioses hablan por boca de los vecinos, Donde las flores se convierten en agua, Tiempo que espera, Mi laberinto, Los rastros esparcidos, Viviendo siglos, Escrito en una piedra o Las letras de Morella.
 
'Mundos de andar por casa'
Pablo Guerrero publica su nuevo álbum de estudio, el número 15 de su carrera discográfica, sin contar sus primeros singles, el directo en el Olympia de París y el recopilatorio Lobos sin dueño. Mundos de andar por casa contiene 16 nuevos temas distribuidos en dos cd y la misma visión poética de su autor que observa el mundo con la mirada cercana, cálida y tierna de un niño para ofrecernos unos temas rebosantes de sensibilidad y fuerza, pero también con los mismos ingredientes de humor y amor a la vida a los que el poeta que canta, como él mismo se define, nos tiene acostumbrados.
Con la idea de que el mundo puede cambiar si lo imaginamos de otra manera, Pablo Guerrero nos habla del planeta de una casa. Una casa a donde acuden traviesas cigüeñas, agujeros negros que absorben nuestros males, granados que crecen en medio del salón, ríos que nacen y pasan, gatos por cuyas miradas atraviesan barcos de carga, rosas de arena que nos traen noticias de realidades intuidas, papeles que no sabemos qué hacer con ellos, y un largo etcétera.
Un disco, en fin, presidido por el afecto, por no decir el amor, a lo que nos rodea, a nuestros mundos cotidianos, y resuelto con humor trenzado de imaginación, que nos habla de la importancia de relacionarnos bien con lo que tenemos, con lo que somos.
Mundos de andar por casa, el nuevo trabajo de Pablo Guerrero vuelve a caminar por territorios creativos inigualables y nos anima a creer en un proyecto colectivo que se echa en falta, como nos dice su propio autor: “La imaginación al poder, se ha vuelto a oír en nuestras plazas. Y el poder de la imaginación, de la sensibilidad, de la coherencia, contra el mundo que parece que se nos quiere imponer, de una fealdad y una inhumanidad aterradora. Hagamos de la música, de la poesía, de la búsqueda de la belleza, un medio más para alcanzar un futuro que queremos que sea ahora.”
 
DICEN…
 
«Su poesía cala muy hondo: penas y victorias, fracasos y placeres, son como saetas invisibles que traspasan nuestras regiones más íntimas. ¡Este Pablo tiene buena levadura en el alma!».
Germán Coppini
«Pablo posee una humildad que casi hace daño. Cuando tantos reivindican ser padres de la canción de autor, Pablo se limita a escuchar y sonreír bajo sus bigotes. Pablo calla. Como los sabios. Como los que nada tienen que demostrar porque lo que fueron lo que son– está en cada una de sus versos, en cada una de sus palabras, en cada una de sus canciones. Por eso, a Pablo lo quieren viejos y nuevos cantautores. Por eso oír a Quique González o a Javier Álvarez recrear algunas de sus canciones es comprobar que hay un tipo de canción que siempre latirá con el pulso de la sangre».
Rodolfo Serrano
«Poeta-Pablo-Hombre, "no miento si te digo que te quiero y que te quiero". Poeta extremeño del amor y de la utopía realizable; poeta hermano del agua y del fuego, poeta del barro y de la entraña, poeta limpio de la imaginación y del futuro; poeta troceador de sueños y de rebeliones, poeta necesario que, a veces, se nos pierde en injustos silencios temporales, pero siempre añorado y siempre buscado como quien busca el latido de una vena o la buena gente del mañana».
Fernando González Lucini
«Tímido en la vida civil, Guerrero se crece bajo los focos. Es palpable su deleite en materializar canciones con fondos polimorfos: pocos de sus compañeros de quinta han asumido tantos riesgos sonoros. Cabe imaginar que, si las condiciones económicas fueran favorables, le veríamos con una formación amplia, similar a la que ahora respalda a su querido Leonard Cohen».
Diego Manrique