NOTICIAS

-
-
-
-
-
-

 

 

 

__________________________

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPULLO DE JEREZ - EZEQUIEL BENÍTEZ

Jueves, 14 Febrero, 2019 - 21:00
 
CAPULLO DE JEREZ
El eco de Miguel Flores, “El Capullo de Jerez”, encierra los secretos del flamenco más rancio. Es un artista a la vieja usanza, formado desde niño en la escuela de la vida y cantaor las veinticuatro horas del día. Un intérprete absolutamente personal, a quien se puede identificar, sin la más mínima duda, casi antes de que empiece a templarse. Posee el genuino soniquete de su tierra, pero aborda los cantes de una forma que le diferencia con claridad de todos sus paisanos. Como los grandes creadores, ha acuñado un sello propio. En el panorama flamenco de comienzos del siglo XXI, cada vez más monocorde, El Capullo resulta un personaje felizmente incatalogable.
 
Nació el 3 de abril de 1954, en la calle de Cantarería, en pleno corazón del barrio de Santiago, dentro de un patio de vecinos donde no pasaba una sola noche sin que se improvisara una fiesta colectiva. Allí se fraguaron sus primeros recuerdos musicales al lado de grandes como Terremoto, Tio Borrico o la Paquera. Asegura que sus letras y sus músicas salen de la vida.
 
Está completamente de acuerdo con El Sordera, venerable patriarca del cante jerezano, quien asegura que “para saber de esto, hay que trasnochar”. Jerezano por los cuatro costados, se siente orgulloso de haber heredado en la sangre el particular ritmo que se imprime a la bulería en su tierra.
 
Pocos flamencos están tan pasados de compás como El Capullo y tienen esa capacidad natural de cuadrar siempre a la perfección los tercios. Y a la hora de bailar, tampoco hay que perderlo de vista. “Nuestro cante es distinto al de cualquier otro sitio”, afirma. “Y con el baile pasa igual, aquí no sólo zapateamos, movemos las manos, el cuerpo…”
 
cantaor: Miguel Flores “ Capullo de Jerez”
guitarrista: Manuel Jero
percusión: José Rubichi
palmas: José Peña
 
 
EZEQUIEL BENÍTEZ
‘Quimeras del tiempo2’ es el testimonio de un cantaor para quien el cante no es algo del pasado, ni un perpetuo devenir, siempre cambiante.
 
Ezequiel Benítez nos devuelve lo eterno al tiempo, tarea hercúlea en estos tiempos posmodernos, en los que lo efímero es la regla de vida y en los que lo eterno queda encerrado en un cajón de la historia o es, simplemente, una reliquia de museo. Sus cantes son trozos de eternidad transportados al tiempo.
 
recuer2
DISCO
1. Mi recuerdo a Vallejo (bulería)
2. Mi recuerdo a María Bala(soleá)
3.Guajiras
4. Mi recuerdo a Chacón (malagueña)
5.Tangos personales
6. Mi recuerdo al Gloria (fandangos por
   bulerías)
7. Zambra a las madres
8.Mi recuerdo a Cádiz (tanguillos)
9. Mi recuerdo al barrio Santiago (bulerías)
 
guitarras: Paco León y José de Pura
palmas: Manuel Cantarote, 
José Peña e Israel Tubio