JOSÉ VALENCIA - PERICO "EL PAÑERO"

JOSÉ VALENCIA cante

José Valencia, ejemplo de la vigencia del modelo de transmisión de las casas cantaoras gitanas del siglo XX!.
En Lebrija, están sus raíces familiares y su herencia cantaora pertenece a una larga y ancha estirpe flamenca, que tiene también su derivación jerezana con nombres míticos como el de Juanichi el Manijero, el tío Borrico o los Parrilla de Jerez. 
Siendo apenas un niño ya cantaba por soleá, además de sus "Aceitunas partías", copla que le encantaba hacer por bulerías. Tenía José 5 años cuando sube por primera vez al escenario, y lo hace junto a figuras de la talla de Camarón, Bernarda, Manuel de Paula, José Meneses o el Lebrijano, entre otros. Pocos artistas han tenido un debut con tanta altura con una edad tan corta.
Con trabajo y constancia, ha ido ganándose a pulso el respeto del mundo del flamenco. Cuatro "Giraldillos" le avalan, mérito que ningún otro artista ha logrado, siendo los galardones más importantes que se conceden en el mundo de lo jondo. Hay que añadir a su palmarés reconocimientos tales como la distinción Venencia Flamenca (otorgado por el Festival de la Mistela) o el premio al mejor Cantaor de acompañamiento en el Festival de Jerez.
En la actualidad tiene dos discos en el mercado y se encuentra inmerso en la grabación de un tercero. "Solo Flamenco" y "Directo" siendo este últmo grabado en directo durante la Bienal de Flamenco en 2016.
 
 
-------------------------------------
 
PERICO "EL PAÑERO" cante
 
Es un cantaor gitano nacido en Algeciras en el seno de una familia ligada al cante. Con estos antecedentes familiares y con la influencia de aquellos gitanos viejos del Campo de Gibraltar, es normal que su cante fluya por los cauces que emanan de los manantiales más puros.
 
Con tan solo 38 años, es un gran conocedor de los cantes, a los que dota de un exquisito sabor añejo. Se trata de un cantaor de otra época, que sin duda hemos tenido la suerte de que naciera en la nuestra para poder disfrutar de su arte sin artificios. Perico es capaz de transmitir todo el sufrimiento que se esconde en cada tercio, un sufrimiento legado de sus antepasados.
 
Su eco gitanísimo, su voz clara, su musicalidad y su gran oído, lo dotan de unas cualidades excepcionales para abordar cualquier palo. Pero sin duda donde más a gusto (o a disgusto) se encuentra, es en la seguiriya, donde consigue revivir a genios como Manuel Torre, Niña de los Peines, Juanito Mojama o Antonio Mairena, pero siempre con su inconfundible personalidad.